lunes, 7 de junio de 2010

The Dark River

Un río de montaña y de llanura al mismo tiempo, un río que, cuando entras en él, te sumerges en una nueva dimensión en la que parece que el tiempo se paró y te encuentras en otra época.

Sin lugar a dudas, es un pequeño río olvidado. Quizás por culpa de algunos de sus vecinos con nombres ilustres, y eso mismo es lo que, para mí, le da buena parte de su encanto.

Un lugar para perderse, con una infinidad de pequeños rincones en los que en muchas ocasiones la pesca es lo de menos. Un río sombrío debido en buena parte a una densa vegetación de rivera y que junto con la composición geológica de su entorno propícia un fondo oscuro como pocos y donde sus truchas con afán de camuflarse nos muestran un fenotipo fuertemente pigmentado.

Y ahora que hablo de sus truchas... vaya truchas! no creo que dejen indiferente a nadie, no solo por su peculiar fenotipo sino por especial comportamiento, pues es difícil pensar que nos encontramos en un río de de montaña que a escasos metros de su nacimiento y con una relativamente baja presión pesquera no podemos encontrar con truchas que ponen las cosas difíciles y en muchas ocasiones hay que llevar a las moscas y terminales al mínimo posible y que a pesar de ello como tengas un ligero fallo de presentación o dragado ten por seguro que te vas a llevar una buena cura de humildad.
Quizás alguno pudiera pensar que tienen un tamaño pequeño por lo general, pero sin duda para mí, el conjunto de todos los factores se imponen a el tamaño de las truchas de otros ríos. (esto lo digo por alguien en concreto que además, el sabrá sin lugar a dudas que lo digo por él, un abrazo ;) ).

Os dejo una pequeña muestra:





















Solo puedo definir este río con una palabra: especial.

3 comentarios:

Dani dijo...

a veces llegas a un sitio y te das cuenta que es especial,por algo en concreto que muchas veces no sabemos definir,entorno,aguas,peces,¿quizas buenas jornadas de pesca?, ¿recuerdos? no se pero todos tenemos un rincon en el que no podemos dejar de pensar.

Saludosss

Pedro Cordero dijo...

Y si uno se enferma con cualquier rincón?, cómo se le llama a eso?.

UN ABRAZO A LOS DOS.

P.D: espero noticias, al menos para decirme que no habéis fallecido con las riadas :-)

Moscaluri dijo...

Estoy vivo, creo... ;)

Un abrazo