lunes, 14 de febrero de 2011

Síndrome de abstinencia

La verdad, no se que le hace especial a la pesca a mosca; lo que sí veo es que una vez te atrapa no puedes escapar. Te transforma, te hace ver las cosas de otra manera. Siempre que ves un puente sientes la necesidad vital de ir ver algún pez. Te hace pensar en qué estará ocurriendo en el río cuando ves unos nubarrones en el mes de marzo pensando en la posibilidad de que estén emergiendo rhodanis. Siempre que ves algun tipo de hilo, plastiquillo, cordon.... lo único que pasa por tu cabeza es una posible utilidad para ponerlo en un anzuelo y hacer esas cosas que llamamos moscas...
Todo esto queda en un segundo plano cuando llegan estas fechas. Ya, como quien dice, tenemos la temporada a la vuelta de la esquina, y si, se que los intensivos existen, algunos de gran calidad incluso, de los que sacamos partido. Pero no nos podemos engañar, no es lo mismo y por mucho que nos hagan disfrutar siempre tendremos en mente nuestros ríos, que en estos días a mí, y me imgino que no soy el único, me quitan el sueño.
Solo veo moscas, bajos de linea, truchas comiendo tricópteros como si fueran pirañas...



Con todo este cacao mental que tengo, me llego el recuerdo de un momento concreto de la pasada temporada, en la que hice de "guía" con un amigo, y que, como no podía ser de otra manera, finalmente tuve que pedirle que me dejase lanzar con su caña... (todavia no entiendo por qué dejé la mía guarda en el coche).






Sin duda fue una tarde genial, intentando pescar unas rápidas, difíciles y maravillosas truchas.

Un saludo y hasta la próxima

6 comentarios:

VICTOR dijo...

Preciosa entrada, que razón tienes, es como una bombilla que se va encendiendo poco a poco hasta que estalla por que ya no aguanta la tensión, que empiece yaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
http://moscamitica.blogspot.com/

saludos

alfonso dijo...

Qué razón tienes en tu reflexión! Esto engancha, es adictivo, es una forma de ver la vida...
Preciosos ocelos!

Un saludo

Javier dijo...

Comparto los comentarios de los compañeros Alfonso y Víctor, esto engancha y mucho.
Y bajo mi punto de vista si le sumas la belleza de los sitios todavía engancha más.
Preciosas esas palabras Moscaluri.
Un abrazo, espero verte este año miguelon.


http://guiapescamoscapirineos.blogspot.com

joaquin dijo...

Tremendamente adictiva, ocupando mucha parte de nuestro cerebro y de nuestra memoria. Disfrutando de los buenos momentos pasados y gozando por adelantado pensando en los buenos momentos que vendran, solo con hacer planes de los nuevos sitios a los que vamos a ir. O del rio que tanto nos gustaba y al que pensamos volver. Volver a ver a ese amigo en su rio, o que vengan a pescar contigo a tu rio o rios....Una forma de vida, en definitiva. Ya queda menos.....

Dani dijo...

Pues si que tienes razón, pero creo que esto no tiene que ser ni bueno para la salud,tenemos el coco "comido".
Muy bonitas las fotos,esas truchas son un gran tesoro.
Saludos y ,,,,,,,,, bueno felicidades a los que cumplan años el 17-02 aunque sea un "zumbao"

Moscaluri dijo...

Gracias a todos por los comentarios.
Ya queda poco tiempo de espera..