martes, 27 de septiembre de 2011

Aguas bravas


Sin lugar a dudas, este río puede dar el mayor de los miedos cuando la meteorología así lo decide y también puede dar las mejores alegrías si la meteorología nos hace un pequeño guiño.
Lo primero es así porque cuando se juntan varias circunstancias, este pequeño torrente de montaña puede tener un caudal que pocos podrían imaginar que junto con su accidentada altimetría le convierten en un auténtico peligro, sobre todo en días de deshielo por fuertes lluvias. Parece mentira los enormes bolos que suele desplazar todos los años.
Por otro lado, sus características, lo hacen un río muy técnico a la hora de pescarlo pero que si temperatura y climatología forman la ecuación perfecta, estaremos en las puertas de pasar un día magnifico en el que si bien el tamaño sera contenido si que será pródigo en capturas.


En fin, ya me habréis visto el plumero y os daréis cuenta que este río me hace "tilín", yo no lo voy a negar, es uno de mis ríos, bueno para que voy a andar con rodeos, es mí lugar de pesca por excelencia y los que me conocen lo saben.


Un saludo y hasta la próxima!!

4 comentarios:

alfonso dijo...

Ya tienes mono? jejeje pronto empiezas... XD

Moscaluri dijo...

No Alfonso, no es que tenga mono, es que ese río ya no puedo pescarlo, nada más. Y si fuera por el mono, no hay problema, esta tarde me desquitare... ;)
Un saludo

joaquin dijo...

¡¡ Tus rios son preciosos !!
Un abrazo

Joaquín

Moscaluri dijo...

Joaquin eso mismo pienso yo, pero vamos, que los que pescas tu también lo son.
Un abrazo y gracias por el comentario.