viernes, 14 de octubre de 2011

Tardes entre chloroperlidos (1ª parte)

Pues eso, como dice el título, os hablare de mis tardes entre chloroperlidos en dos entradas. 
Estas dos entradas tratarán sobre uno de mis mejores momentos de pesca del año. 
Estamos a primeros de Julio y durante aproximadamente unos 15 días puedo disfrutar de unas cortas pero intensas horas de pesca casi a diario. Por unas razones imposibles de evitar tan solo puedo disfrutar de un par de horas o tres al día, justo al final de las tardes, por cierto, he dicho que estamos en julio por tanto esas tardes tienen su frenético sereno, no podía ser menos.
La verdad es que me siento afortunado de poder vivir en el epicentro de un cúmulo de ríos que me hacen divertirme como el que más. Uno de los ríos que ocupan un espacio destacado es este, en el cual habitan una truchas fantásticas y que no solo destaca por ellas, también lo hace por sus importantes eclosiones de las "little yellow sallys", tanto es así que a pesar del escaso número en danicas, también se puede sufrir una intensa fiebre amarilla, bueno, más bien una fiebre amarilloverdosa... 



Es un río de montaña, como casi todos los de mi territorio, oscuro debido a sus bosques de alisos y que suele aguantar con un buen caudal gracias a la nieve de sus montañas.


Las truchas suelen mantenerse relativamente activas, y es fácil ir sumando capturas a medida que avanzas por su cauce.


 Pero hay un momento que provoca un punto de inflexión, en torno a las 20:30 horas empiezan a moverse los chloroperlidos, para mí es un momento mágico pues de repente te ves rodeado por un sin fin de pequeñas cositas amarillas, y las truchas... pues imaginaros.


Las capturas se suceden aunque de pequeño tamaño, cosa que contrarrestan con su bravura.
En zonas como la de la siguiente fotos se pueden sacar varias truchas sin despeinarse.



Estos son algunos ejemplos


Y bueno, esto suele ser el tipo de estampa que encuentro cuando decido dar por finalizada la tarde de pesca,  y debo confesar que es difícil, pues a pesar de la oscuridad las truchas siguen comiendo.
Por cierto, seguro que alguno se fijara y le será familiar la caña, eso solo para que vea que la saco provecho.
Quizás para algunos seria un sacrilegio pescar con una de esas cañas baratas y sin "pedrigree" pero que en este tipo de escenarios te puede hacer disfrutar como pocas...


Para despedirme os dejo una de las mejores fotos de estos días, la trucha es muy bonita pero no más que otras que comparten casa con ella, solamente esta es algo más fotogénica que otras y que por suerte me ha salido una buena foto. Es una pena no tener algo más de habilidad con la fotografía pues el lugar lo merece.


Espero que os haya gustado.
Un saludo y hasta la próxima

5 comentarios:

joaquin dijo...

Yo tambien he sufrido un par de dias de fiebre amarillo verdosa... jjejeeje. Llevaba años buscandolas por mi tierra y por fin lo conseguí, en Pirineos si que he podido disfrutar más de ellas.
Alucino con las tonalidades de la librea de tus truchas... y con lo bonito que parece el rio en las fotos. Tardes de junio y julio... ¡¡ quien pudiera volver a disfrutarlas.¡¡ Espero la segunda entrega

Gaizka dijo...

Preciosas truchas y precioso sitio, una verdadera suerte tener un paraje aparentemente tan bien conservado cerca de casa.
Saludos.

Anónimo dijo...

Al igual que en los anteriores comentarios, espero la segunda entrega de fiebre amarilla-verdosa jeje.
Si a esa bravura le añades un juguetito de caña, pues la fiebre sube.
Un abrazo

Dani

alfonso dijo...

Hace mucho que no pesco sobre cebadas... qué envidia! También coincido en que junio y julio han sido los dos mejores meses de este año. Podías estirarte y ponernos una fotillo de esas moscas que utilizas con los chloroperlidos.

Un saludo!

Moscaluri dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Joaquín, tu tienes entonces varias fiebres amarillas... que vaya envidia me da ver tus días de pesca con las Dánicas..
Gaizka, por suerte el río esta bastante bien conservado y además puedo disfrutar de varios de ellos con las mismas condiciones "a la puerta de mi casa"..
Dani, pues a la próxima podrás reconocer a algún pescador..
Alfonso, me estirare y subiré alguna foto de las moscas que utilizo, que por cierto, es una cosita muy simple.