sábado, 6 de noviembre de 2010

Crónica de un buen día de pesca.

Uno de mis últimos días de la temporada.

Después de un irregular otoño, los últimos días de la temporada tuve la suerte de disfrutar de una relativa abundancia de capturas. Si bien es verdad, el tamaño no fue extraordinario; pude disfrutar de unas truchas de entre 25 a 35 cm que, la verdad, daban mucho juego.





El río se presentaba en condiciones óptimas para pescar. A pesar de no verse insectos en superficie, sí que se podía ver a las truchas moviéndose en zonas de aguas rápidas comiendo ninfas.





El día estaba animándose y en zonas como la de la foto siguiente era fácil conseguir capturas pescando con ninfas de pequeño tamaño pero pesadas, vamos, los perdigones de moda en estos tiempos.





Así fue transcurriendo la jornada. En torno al medio día se formó una pequeña revolución.
Hicieron acto de presencia los pequeños leúctridos como el de la foto, y las truchas se tornaron en confiadas glotonas que no hacían asco a mis sencillas imitaciones.





En salidas de las tablas como esta se podían ver 15 o más truchas comiendo de forma rítmica y constante. ¿Qué más se puede pedir?







Y si los leúctridos hacían moverse a las truchas de manera notable, entraron en escena efémeras de varias familias. Por suerte las truchas no se mostraban selectivas y comían de todo un poco.
Podías engañar a una trucha con una emergente de bétido en un 20 y a un metro de distancia engañar a otra con un pardón del 16 con la misma eficacia. Tengo que reconocer que me lo pasé muy bien, estos días hay que aprovecharlos.







Hasta la próxima.

Un saludo

2 comentarios:

joaquin dijo...

Hay que aprovechar a tope estos buenos dias, sobre todo en otoño ya que cada vez son más irregulares, debido a factores externos a las truchas la mayoria de las veces. Y que bonito es encontrar ese rinón donde se mueven a su gusto y no tener que moverse practicamente en todo el dia..
Un abrazo

Dani dijo...

Pues si que aprovechastes bien este cierre,,,
me alegro de este y otros buenos dias que tuvistes antes de que se bajara el telón.
Un abrazo.