lunes, 29 de noviembre de 2010

The StoneFLY

Hace unos minutos he estado mirando el termómetro que tengo en mi ventana y he visto que marcaba -4,4ºC (no quiero pensar en el fresco que va a hacer mañana a primera hora..) y me he puesto a pensar en lo agradables que son las tardes de la primavera tardía.

Como no podía ser de otra forma, rápidamente mis pensamientos se han centrado en ríos y moscas y ha venido a mi cabeza las eclosiones de grandes pérlidos de finales de mayo y principio de junio, y me he dicho: voy a hacerle un pequeño homenaje a este "bichejo", sin duda, uno de mis favoritos tanto por su porte como por lo impresionante que es ver a las truchas lanzarse a por ellos.








Un saludo.

9 comentarios:

Dani dijo...

Pues si que se agradecería ahora andar en mangas cortas en el centro del rio y con estos bichos volando,,, pero va a ser que no, creo que ese termometro no te deja moscaluri.
Un abrazo

joaquin dijo...

¡¡ Bello insecto !! Pero contradictorio el comportamiento de las truchas con él. Por mi experiencia, he visto rios donde es un bocado apetecible y otros en que he visto eclosiones impresionantes durantes dias y ni tocarlas.
Un abrazo

Joaquín

Moscaluri dijo...

Dani, creo que me deberias conocer lo suficiente como para saber que si me tengo que meter en el río ahora con mangas cortas, lo hago. ;)

Joaquin el comportamiento de las truchas si que es como dices contradictorio. Yo creo que en las primeras eclosiones los comen mucho más, pero segun pasan los días pierden interes en ellos.
Por otro lado tambien influye si hablamos de ríos de montaña o llanura o si el río en cuestion es calcareo o siliceo.

El caso es que cuando una gran hembra aterriza en el agua y una buena trucha se la come... es comparable a pocas cosas.

Un abrazo

Moscaluri dijo...

Por cierto Dani, estas fotos te deberian ser familiares.

Dani dijo...

Salmorejo day?
saludos fiera

Moscaluri dijo...

Exacto!!
Al año que viene podras hacer un buen reportaje grafico.

Un abrazo

Dani dijo...

No lo dudes para eso me estoy preparando dia y noche!!! lo mejor sigue estando por llegar ;)

UN ABRAZO

Gaizka dijo...

Me encantan los perlidos, por varios motivos, por un lado por la forma de comer las hembras cuando les da por ello y por el tamaño de los peces que asoman el hocico. Y sobre todo por su valor máximo como indicador ecológico ya que denotan que el agua es limpia y pura cosa cada vez más rara en los tiempos que corren.
Un Saludo.

Moscaluri dijo...

Gaizka, pues concretemente el día que se hicieron esas fotos los había por miles. Como bien dices es un importante bioindicador de la calidad del agua.
Esperemos seguir encontrandolos!!!
Un saludo